Categorías
Prensa

¿A dónde se van los argentinos hartos del populismo? Solo cruzan el Río de la Plata [El Financiero]

La inseguridad urbana y la inestabilidad económica de Argentina llevaron a Alberto Barbieri, un empleado farmacéutico de 35 años, a concretar su decisión el 29 de febrero pasado: abandonar su departamento en la localidad de Bernal, en los alrededores de Buenos Aires, y utilizar sus ahorros para crear su propia panadería, ubicada en Colonia del Sacramento, en Uruguay.

“Sufrí un violento robo y no quiero volver a vivir una situación similar con mi familia”, dice.

Su nueva vida es, ahora, la de muchos otros argentinos que prefirieron trasladarse al país vecino antes de que se cerraran las fronteras con motivo de la pandemia, y luego de los cambios de rumbo que tomaron las economías de ambos países.

“Cuando la gente está harta, primero busca mudarse. Si no puede hacerlo, muda su negocio, y si no, muda sus ahorros a través de los bancos”, dice Martín Litwak, CEO de la firma Litwak & Partners. Las consultas sobre Uruguay se dispararon desde las elecciones primarias en inmobiliarias y despachos de abogados y de contabilidad. Luego, se profundizaron en el comienzo de año y continuaron a pesar de la cuarentena estricta declarada por el COVID-19.

“Muchos quieren evitar las restricciones cambiarias, pagar menos impuestos y ven a Uruguay más estable, tras el cambio de gobierno, con reglas de juego más firmes”, explica Ignacio Meggiolaro, socio del despacho MBP Partners, que asesora a grandes bancos y gestores de fondos en Buenos Aires. “Hay preguntas para cambiar la residencia o comprar o constituir una sociedad anónima en Uruguay, para cambiar el centro de facturación del negocio”. [fuente]