Categorías
Opiniones

¿Es fácil pasar la residencia fiscal al Uruguay y «escaparle» a la AFIP? [iProUP]

Los impuestos en Argentina vienen a ser una mochila que se va haciendo cada vez más pesada. Eso hace que muchos profesionales y familias estén analizando Uruguay como destino, por la baja imposición y la seguridad que propone ese país.

Más aún, con el proyecto de «vacaciones fiscales» por 10 años que evalúa el país oriental. Si se quiere que ese paso sea efectivo, es preciso «divorciarse» correctamente de la Argentina para evitar caer en la doble residencia fiscal.

«En los últimos días han aparecido muchos ‘amigos del amigo que sabe’ sobre los recientes cambios que flexibilizaron los requisitos para obtener la residencia fiscal y otros beneficios que están por dar a la luz, que plantean la facilidad extrema de ‘cruzar el río tributario'», comenta a iProUP Gabriel Hermida, socio de Impuestos de Auren Argentina.

Valeria D’Alessandro, titular de D’AlessandroTax, asegura que desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) señalan que «en Argentina existen más de 160 impuestos vigentes, por lo que la última década podría considerarse como el período de la carga tributaria ‘sin límites'»

Por el contrario, subraya la especialista, la nación oriental claramente se enmarca dentro del grupo de países que atraen a los contribuyentes con medidas de alivio tributario.

«Sin embargo, cualquier argentino interesado en ‘casarse fiscalmente’ con Uruguay deberá asegurarse muy bien de «divorciarse fiscalmente» de Argentina de manera adecuada y genuina», advierte D’Alessandro. [fuente]